MamasDeFabula

Un blog sobre crianza natural

Viajar con bebés o niños en avión

 

MamasDeFabula es un blog de maternidad alternativa y ecológica. Dicho esto, no podemos obviar que el avión es el medio de transporte que más impacto tiene en el medio ambiente. La cantidad de combustible que utilizan y el efecto en la atmósfera de sus estelas ylos gases que emiten inciden directamente en el calentamiento global (solo el sector aeronáutico constituye el 15% de las emisiones de carbono del planeta).

No obstante, en ocasiones nos tocará viajar en avión con nuestros niños, y también en estos casos hay que tomar una serie de precauciones.

– Cuando vayamos a comprar los billetes es práctico hacerlo con seguro de viaje. De esta manera, si el bebé o niño se enferma y queremos postergar el vuelo, podremos hacerlo sin problema o recuperar el dinero (con un justificante médico).

– Si se viaja con bebés, es práctico postergar el sueño a la hora de entrar en cabina; así el viaje se convertirá en su tiempo de la siesta y se hará más llevadero.

– A partir de los 2 años, los niños pagan un billete íntegro. No obstante, aunque sean más pequeños, siempre tienen que pagar algo por las tasas, combustible, etc. En ocasiones preferimos que viajen en su propio asiento a pesar de ser menores de 2 años, o simplemente para poder tumbarlos y no tenerlos en brazos durante todo el trayecto. Es aconsejable mirar el precio del billete para niño o para otro pasajero más, aunque tenga menos de 2 años, ya que en ocasiones (en las compañías de vuelos económicos) no habrá apenas variación en el precio.

– Durante el despegue y el aterrizaje se experimentan cambios de presión que hacen que en ocasiones se nos taponen los oídos. Darle el pecho al bebé durante estas dos fases es ideal para minimizar las consecuencias. En caso de que no tome el pecho o que ya sea más mayor, el uso de caramelos blandos y la ingesta de líquido también resultan adecuados. Alternativamente también pueden utilizar el chupete.

– Si pensamos que el niño o bebé puede tener molestias en los oídos antes o después del vuelo es importante que lo revise un médico. O si lo vemos muy resfriado; es habitual que los niños tengan mucosidad en los oídos cuando se resfrían. A este propósito la semana próxima escribiremos un post para hablar de las otitis y los viajes en avión.

Mi experiencia al respecto es pésima, porque he tenido otitis derivadas de resfriados que se complicaron debido a los cambios de presión de los aviones, e incluso una pérdida de frecuencia. Por este motivo me preocupa exponer a mi pequeño a los posibles problemas que pueden derivarse. Siempre le enjuago con suero la nariz para que la mucosidad esté más líquida y no le tapone los oídos. Todas las precauciones para hacer un buen viaje son pocas.

Convertid el viaje en una aventura: volar es algo impresionante, y a los niños les encantan los aviones; son unas máquinas inmensas e impresionantes. Explicarles cosas sobre los aviones, sobre el trayecto, sobre el hecho de volar harán que estén más fascinados y entiendan mejor el medio de transporte que están utilizando.

Feliz viaje.

Un comentario el “Viajar con bebés o niños en avión

  1. Pingback: De vacaciones con los niños… ¡otra vez en avión! | MamasDeFabula

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 de julio de 2012 por en lactancia, medio ambiente, viajes.

Nuestra editorial:

Ediciones DeFâbula

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: